ContactoPrensaHistorias de violaDiscografía y videosBiografíaNoticiasInicio

Michael Jarrell (né en 1958)
…some leaves II… (1998)

En su vida privada, Michael Jarrell es excelente dibujante y le gusta hacer bosquejitos en borde de páginas. En alguien que queda un compositor antes que todo, por supuesto, esa calidad poco conocida me parece sin embargo bastante adecuado para hablar de su obra por viola sola. Curvas, colores, claroscuros o rasgos afirmados: la dimensión pictórica es particularmente presente en el proyecto y la realización de esa obra. Por lo tanto, eso no significa que es una obra contemplativa, y música, un arte del tiempo más que todo, utiliza aquí todas las posibilidades dinámicas, con una energía muy presente desde el inicio.

Particularmente sensible a la continuidad de la escucha, Jarrell trabaja la frase musical como en escritor trabaja el idioma, con tanta atención por la gran curva como por las pequeñas inflexiones. En su arte, la forma es en busca de equilibrio, y ese equilibrio es tanto más precioso cuanto que siempre es instable, frágil aun, a veces.

Por otra parte, en esa obra, hay que enfocarse en la importancia de contrapunto instrumental, es decir la capacidad de volver un instrumento monódico, como es la viola, en un instrumento con cual el discurso musical está en constante dialéctica. En efecto, tal contrapunto no es solo de natura polifónica, como se puede oír por ejemplo con un instrumento de clave, sino un verdadero contrapunto instrumental: por ejemplo, es el uso de una nota-eje, punto fijo hacia cual están atraídas o del cual están rechazadas figuras características (gamas, acorde, trémolos), como el famoso “re corde à vide”, presente en todo el inicio de la obra, es también la oposición entre un registro y el otro, como esas figuras muy rápidas y muy piano en lo agudo, tal como una nube de notas con contornos indefinidos, al cual responde, tal un anclaje en el suelo, un trémolo en le registro más grave.

Persiguiendo mi colaboración con Michael Jarrell, …some leaves II… engendró en 2000 …more leaves… por viola, electrónica y cinco instrumentos, como unos “Caminos” a la manera de Berio, o más tanto “doble Caminos”, pues que la parte solo disfruta aquí el doble enfoco, de la electrónica por un lado, y por el otro de los cinco instrumentos, constituyendo un orquestra en miniatura.

Christophe Desjardins